El fabricante de coches eléctricos inaugurará el 19 de septiembre su primera tienda de España junto a Fira Gran Via

Tesla, el fabricante estadounidense de automóviles eléctricos de moda, inaugurará el próximo 19 de septiembre su primera tienda física en España, que estará ubicada en L’Hospitalet de Llobregat (Baix Llobregat). La tienda, que funcionará como centro de servicios con venta y exposición de vehículos y como taller, estará situada en la calle de la Metal·lúrgia 42-48, próxima al recinto de Fira Gran Via, según confirmó la propia compañía.

Tesla pretende ofrecer en este espacio «una experiencia integral de 360 grados» y convertirlo en un punto de acceso para todos los clientes de la marca. A la apertura de este concesionario en l’Hospitalet se le sumará otra tienda que se abrirá en octubre en el centro de la ciudad de Barcelona, en concreto en la calle Rosselló, 257 (entre paseo de Gràcia y la rambla de Catalunya).

ero no son las únicas aperturas que prevé la firma: la compañía ha confirmado que espera inaugurar su primera tienda en Madrid este año –en la calle Serrano, cerca de la puerta de Alcalá–, y que también establecerá un centro de servicios como el de l’Hospitalet en esa ciudad. A todos estos concesionarios se trasladarán los equipos comerciales que ahora operan en las dos ciudades y que se encargan de gestionar los encargos que llegan a la web de Tesla desde el territorio español.

Model 3

Uno de los productos estrella de la firma es el Model 3, que comenzó a entregar en EEUU en julio. Se trata de un vehículo que incorpora la tecnología de Tesla pero que rebaja su precio para llegar a todo tipo de consumidores: unos 30.000 euros de precio base.

En un contexto de fuerte competencia a la hora de definir la tecnología limpia del futuro, Tesla se consolida como el adalid de los vehículos eléctricos puros. Frente a esa vía, otras marcas apuestan por la tecnología híbrida (Honda, por ejemplo) o el gas. Pero en cualquier caso, la tecnología basada en combustibles fósiles está a punto de entrar en una nueva etapa y muchos apuntan a la caída progresiva de las ventas.

Según las proyecciones, Tesla vendió en los primeros seis meses del año entre 47.000 y 50.000 coches en todo el mundo gracias a sus dos modelos ya en el mercado, el Model S y el Model X. El Model 3 está llamado a ser la llave del ambicioso objetivo de vender 500.000 coches en el 2018 y un millón en el 2020. Los dos mayores fabricantes del mundo, Volkswagen y Toyota, venden más de 10 millones de automóviles cada año.

General Motors es actualmente el principal competidor de Tesla en el mercado totalmente eléctrico estadounidense, con el poco conocido modelo Bolt.